Blog Detail

En Restaurant Fornera 3 La Massana Vallnord Andorra hemos conseguido un proveedor extraordinario de carnes rojas gallegas, con unas maduraciones prolongadas de hasta 103 dias, lo que otorga a sus elaboraciones un toque de distinción que no hay en otros establecimientos del Principado de Andorra. El chuletón se ha convertido en uno de los manjares de culto más preciados. Las mejores reses son un bien muy buscado y el valor de los ejemplares más valiosos se dispara. Dos vacas de 1.400 y 1.500 kilos criadas en Oroso y vendidas por 15.000 euros han alcanzado tal cota de excelencia que abren una nueva etapa, según los expertos, en cuanto a la calidad de la carne. Ahora queda el proceso de maduración de varios meses en el que se empleará sal del Himalaya, luz ultravioleta y ozono. El objetivo es que la carne de una gran vaca vieja pueda degustarse como si fuese mantequilla y casi no haga falta el cuchillo para cortarla

Restaurant Fornera 3 hemos conseguido un proveedor extraordinario de carnes rojas gallegas con unas maduraciones prolongadas

13 Ene 18
ESFORNER
No Comments

En Restaurant Fornera 3 La Massana Vallnord Andorra hemos conseguido un proveedor extraordinario de carnes rojas gallegas, con unas maduraciones prolongadas de hasta 103 dias, lo que otorga a sus elaboraciones un toque de distinción que no hay en otros establecimientos del Principado de Andorra.

En Restaurant Fornera 3 La Massana Vallnord Andorra hemos conseguido un proveedor extraordinario de carnes rojas gallegas, con unas maduraciones prolongadas de hasta 103 dias, lo que otorga a sus elaboraciones un toque de distinción que no hay en otros establecimientos del Principado de Andorra. El chuletón se ha convertido en uno de los manjares de culto más preciados. Las mejores reses son un bien muy buscado y el valor de los ejemplares más valiosos se dispara. Dos vacas de 1.400 y 1.500 kilos criadas en Oroso y vendidas por 15.000 euros han alcanzado tal cota de excelencia que abren una nueva etapa, según los expertos, en cuanto a la calidad de la carne. Ahora queda el proceso de maduración de varios meses en el que se empleará sal del Himalaya, luz ultravioleta y ozono. El objetivo es que la carne de una gran vaca vieja pueda degustarse como si fuese mantequilla y casi no haga falta el cuchillo para cortarla

El chuletón se ha convertido en uno de los manjares de culto más preciados. Las mejores reses son un bien muy buscado y el valor de los ejemplares más valiosos se dispara. Dos vacas de 1.400 y 1.500 kilos criadas en Oroso y vendidas por 15.000 euros han alcanzado tal cota de excelencia que abren una nueva etapa, según los expertos, en cuanto a la calidad de la carne. Ahora queda el proceso de maduración de varios meses en el que se empleará sal del Himalaya, luz ultravioleta y ozono. El objetivo es que la carne de una gran vaca vieja pueda degustarse como si fuese mantequilla y casi no haga falta el cuchillo para cortarla

Leave A Comment